martes, 1 de julio de 2014

El protagonista de este drama

Te invito a que leas el siguiente pasaje del Nuevo Testamento un par de veces. Trata acerca de Juan el bautista, de quien Jesús dijo que era una antorcha que ardía y alumbraba. Él anunció la pronta aparición de Jesús, y llamaba a la gente al arrepentimiento.

Cuando leas, verás que en esta versión de la Biblia (The message), Juan se define a sí mismo como un tramoyista, me explico: un tramoyista es aquel que en los teatros de dedica a colocar la escenografía, es quien mueve las máquinas que abren  y cierran los telones, es quien prepara los números detrás del escenario, es el que trabaja para que el protagonista luzca, es el que se ocupa de la tramoya, es decir, de que todo esté en su sitio para cuando los actores salgan a escena.

Reflexiona: ¿Usamos a Jesús como tramoyista de la obra donde todo gira alrededor de nosotros, o, estamos permitiendo que sea él el protagonista y nosotros su ayuda detrás del telón?

Pero Juan intervino: "Yo estoy aquí bautizando en el río. El protagonista de este drama, de quien yo soy un mero tramoyista, él encenderá la vida del reino, el fuego, el Espíritu Santo dentro de ustedes, y ustedes cambiarán de adentro hacia afuera. Él va a limpiar la casa, hará una limpieza total en sus vidas. Él va a poner todo en su justo lugar ante Dios, todo lo falso lo va a poner a la basura para ser quemado". Lucas 3:16-17 MSG

Hubo mucho más de estas palabras que dieron fuerza a la gente, palabras que animaron el corazón en ellos. ¡El mensaje!

Tomado del blog de Edmundo Hernandez.


Edmundo Hernandez es pastor de la Iglesia Evangelica de Palma de Mayorca, ademas de ser musico y compositor, puedes seguirlo en:


Twitter: @edmundohdz