miércoles, 2 de marzo de 2011

Clasificación de la música Cristiana

Desde la fundación del mundo la música ha estado presente y ha sido fundamental en todas las culturas del mundo y para los cristianos no ha sido la excepción.
En palabras sencillas podemos decir que la música es el arte de organizar sonidos y silencios de una manera agradable, y podemos decir que para que cierta música se considere cristiana debe cumplir con 2 requisitos:



1. Mensaje Cristiano.

El mensaje de la canción debe estar conforme a la biblia, sin un mensaje la música es solo música y es muy difícil para el oyente identificar si una canción es cristiana o no si solo se oye el sonido de los instrumentos, si bien es posible dedicarle a Dios una pieza instrumental, en este momento es donde entra el segundo requisito.

2. Intención del interprete.

Las intenciones del corazón del interprete de una canción o una melodía son indispensables, sin embargo este puede ser un tema de mucha polémica pues Dios es el único que conoce los corazones, la intención debe ir dirigida a agradar a Dios.


CLASIFICACIÓN DE LA MÚSICA CRISTIANA

La música en general puede clasificarse por su ritmo (rock, pop, tropical, etc), pero nosotros clasificaremos la música cristiana de una forma diferente, recordemos que el ritmo no hace cristiana o no a la música sino el mensaje, de los ritmos hablaremos en otra ocasión.

1. Música de Alabanza y Adoración.

Son aquellas canciones cuya letra esta dirigida totalmente exaltar a Dios, no es para pedirle algo, es para darle la honra a Él y darle gracias. Su uso mas común es durante el periodo de alabanza en los servicios de la iglesia.
Ejemplo:

2. Música de Clamor y Oración

Son cantos en los cuales se le pide algo a Dios, es algo así como una oración cantada, no pueden clasificarse como alabanzas por que realmente no estamos alabando a Dios sino clamando por algo, pueden ser también cantos proféticos en donde se hagan declaraciones, pero la intención del canto es obtener la bendición de Dios, su uso mas común es para acompañar una ministración o una predicación.
Ejemplo:

3. Música Evangelística.

Son cantos dirigidos a los no creyentes, mediante los cuales se les presenta el evangelio, pueden ser también cantos con un mensaje bíblico orientado a alguna problemática actual, recordemos, la intención es llevar a la gente a Cristo.
Ejemplo:


4. Música para ministrar al creyente.

Son cantos dirigidos al creyente con el objetivo de ministrar un área de su vida, fortalecer su fe o enseñarle las promesas de Dios. Su uso mas común es para acompañar una ministración o una predicación.
Ejemplo:

Espero este material les haya sido de bendición, saludos !